Decenas de miles de libros, útiles escolares, equipos deportivos y juegos serán donados y entregados a niños en el área metropolitana de Miami gracias a los esfuerzos de estudiantes locales. Actualmente esos estudiantes están llevando a cabo campañas de recolección en sus escuelas y recolectando artículos nuevos y usados ​​para luego ser donados. Todo esto es parte del proyecto Super Kids-Super Sharing de la Liga Nacional de Fútbol, una iniciativa de servicio comunitario del Super Bowl que ha sido implementada en todas las comunidades anfitrionas del Super Bowl durante los últimos 21 años.

El jueves 16 de enero, el evento Super Kids se llevará a cabo en la St. Thomas University en el Centro Familiar de Liderazgo y Bienestar Fernández ubicado en la 16401 NW 37 Avenida en Miami Gardens. A partir de las 9 a.m., cientos de estudiantes harán sus donaciones y ayudarán a clasificar los artículos que han recolectado. Representantes de los Miami Dolphins estarán disponibles para saludar y expresar su agradecimiento hacia los estudiantes y los coordinadores de dicho evento.

A su vez se unirán a la celebración representantes de la NFL, el Comité Anfitrión del Super Bowl de Miami y el patrocinador de la NFL, Verizon, jugadores de fútbol de St. Thomas University, porristas, mascotas y miembros de la banda musical de los Bobcats. A las 10 a.m. habrá una breve ceremonia para agradecer a los estudiantes que participan en el evento Super Kids-Super Sharing. El conjunto de jazz vocal de Dillard High School dará comienzo a la ceremonia con una presentación. Luego de la ceremonia, los estudiantes que participan disfrutarán de actividades de juego proporcionadas por los Miami-Dolphins.

La Liga Nacional de Football se está asociando con más de cien escuelas donantes y receptoras como parte de la iniciativa “Reunion por 100” (Huddle for 100), un esfuerzo para que las personas donen su tiempo a un total de cien millones de minutos voluntarios en honor a la temporada número cien de la NFL. En el esfuerzo se unen las escuelas públicas y privadas de los condados de Miami-Dade y Broward, los Miami Dolphins, el Comité Anfitrión del Super Bowl de Miami, Verizon y St. Thomas University.

En honor de Super Kids y al patrocinador de la temporada cien de la NFL, Verizon sembrará diez-mil árboles (cien árboles por cada uno de los cien años de la NFL) en el Parque Estatal Econfina River de Florida. Verizon también plantará cien mil árboles en Madagascar para restaurar estuarios y bosques de manglares ecológicamente devastados y revivir el hábitat natural de las especies animales en peligro de extinción. Como parte de Super Kids-Super Sharing, Verizon anunciará una subvención de $100,000 US al Fondo de Educación para apoyar una iniciativa primeriza a nivel nacional que financia bosques de alimentos en las escuelas de la región de Miami-Dade.

Este modelo innovador permite sacar el aprendizaje STEM de los libros de texto y las aulas y convierte los terrenos escolares en “Eco-Labs” (laboratorios ecológicos) que brindan un aprendizaje práctico y aumentan drásticamente las calificaciones de ciencias de los estudiantes.
La porción de recolección del evento Super Kids comienza a las 9 a.m. y durará hasta el mediodía. A la 1 p.m., las escuelas y organizaciones registradas que trabajan con niños locales necesitados seleccionarán artículos para los niños que atienden.

Escuelas públicas y privadas que están registradas para participar en Super Kids-Super Sharing son de las áreas de Coconut Creek, Coral Springs, Cutler Bay, Davie, Deerfield Beach, Doral, Ft. Lauderdale, Hallandale Beach, Hialeah Gardens, Hialeah, Hollywood, Homestead, Key Biscayne, Lauderdale Lakes, Margate, Miami Beach, Miami, North Miami, Miami Gardens, Miramar, North Lauderdale, North Bay Village, Oakland Park, Opa-Locka, Palmetto Bay, Parkland, Pembroke Beach, Pembroke Park, Pembroke Pines, Pinecrest, Plantation, Pompano Beach, Sunrise, Tamarac y Weston.

Desde su inicio en el año 2000 en el Super Bowl XXXIV en Atlanta, el proyecto Super Kids-Super Sharing ha puesto cientos de miles de libros y equipos deportivos en manos de los niños en las comunidades anfitrionas del Super Bowl.

El proyecto Super Kids – Super Sharing es parte del Programa Ambiental de la NFL. Enseña a los niños a reutilizar artículos que ya no necesitan y se los pasan a otros que puedan beneficiarse. El programa también promueve NFL PLAY 60, la campaña de salud y bienestar juvenil de la liga, al compartir equipos deportivos entre los niños de la comunidad.