Siguiendo el éxito del año pasado, en donde llegó al Art Basel de la ciudad de Miami como artista invitado, el español Okuda San Miguel regresó con fuerza. Ahora con su exhibición “Isla Plástica”, que refleja el uso excesivo del material y su impacto en el ambiente.

Por si fuera poco, Okuda, como es conocido en la industria de las artes, también presentó su trabajo en la escultura “Body Metamosphosis” en colaboración con Nychos, y “Monkey” junto al artista Bordalo, como una forma de recuperar el espíritu de los grafitis y el arte que esconden.

Pero fue el pasado viernes 6 de diciembre, en donde el español cerró su paso por el encuentro de arte más importante de Estados Unidos con una fiesta como ninguna otra. el “Kaos Garden” fruto de una unión con la empresa española organizadora de eventos elrow, Ink and Movement y la marca de ropa Desigual.

“Me uní con Paco Osuna que es super negro, y yo super color para crear esta fiesta, este es nuestro punto medio entre la luz y la oscuridad” nos contó Okuda.

Paco Osuna, DJ y curador musical del “Kaos Garden” estuvo a cargo de los ritmos que pusieron a bailar a los cientos de asistentes, unido en la cabina con el productor canadiense Blond:ish y De La Swing.

El “Kaos Garden” se llevó a cabo en la zona de Island Gardens (El corazón de Miami) y fue sin lugar a dudas una experiencia interactiva en donde las multitudes se unieron para formar parte de la perspectiva única del artista y su inspiración en la obra de Hieronymus Bosch “Jardín de Delicias Terrenales”, creada especialmente para la ocasión.

En el evento, estuvo claro siempre el mensaje del artista español sobre la diversidad. “Mi mensaje que imprimo en cada obra está evidente, es positivismo, alegría, apreciar las diferencias, quiero unir todo aquí, todo lo que me rodea que es lo que me inspira, la gente, los viajes, la vida misma. Esto soy yo como creador, y esto es lo que imprimí en esta noche.”

Cuando le preguntamos, que representa el “Kaos Garden” para Okuda, la respuesta fue clara: “Es meterse en mis sueños, es una explosión kaleidoscópica de animales y humanos.” Y el resultado fue justamente eso.

El Art Basel finaliza el domingo 8 de diciembre y la ciudad de Miami regresa a una -menos colorida- normalidad.