La noche del pasado jueves el cantante de 52 años de edad R. Kelly fue detenido en la ciudad de Chicago, por cargos federales de abuso sexual y cargos relacionados con pornografía infantil y obstrucción de la justicia, 10 años después de haber sido absuelto en un juicio por pornografía infantil.

Tras más de dos décadas de acusaciones contra el intérprete de R&B, parece que, finalmente, se ha construido un buen caso para encarcelar al cantante y frenar los presuntos abusos cometidos contra mujeres de todas las edades, especialmente, contra menores de edad, lo que representaría un gran logro para la era de ‘Time’s Up’ y el movimiento #MeToo. Sobretodo, considerando que el caso y las denuncias en contra del cantante retomaron fuerza luego del estreno del polémico documental de Lifetime, ‘Surviving R. Kelly’,a inicios de este año.

La detención de Kelly fue efectuada por detectives de la Policía de Nueva York y por agentes de Investigación de Seguridad Nacional. En esta oportunidad, el artista enfrenta acusaciones por 13 nuevos cargos relacionados con delitos sexuales, pornografía infantil y obstrucción de la justicia, según declaraciones del portavoz del abogado estadounidense Joseph Fitzpatrick. Recordemos que en el mes de febrero, la fiscalía estatal del condado de Cook, Illinois, presentó los primeros 10 cargos contra el cantante por abuso sexual agravado hacia 4 víctimas, 3 de estas menores de edad y, tan solo tres meses después, fue acusado de 11 cargos más por asalto sexual y abuso contra otra víctima menor de edad, en todas estas oportunidades R. Kelly se ha declarado “no culpable”.

Ante este hecho, el abogado del cantante, Steve Greenberg, publicó una larga declaración en su cuenta de Twitter en defensa del artista y aseguró que las nuevas acusaciones no fueron una sorpresa para su cliente, pues estaba al tanto de las investigaciones, y que ya cuenta con un equipo de “destacados litigantes federales”, de igual forma, señaló que a inicios de la próxima semana se llevará a cabo una nueva audiencia de fianza. Aunque Kelly fue arrestado en Chicago, se espera que sea trasladado a la ciudad de Nueva York para el desarrollo de las próximas audiencias.

Continuaremos actualizando esta información, y esperamos que la justicia llegue para todas las víctimas de abuso sexual, sin importar qué tan influyente sea la persona que haya cometido los crímenes.