A simple vista Euphoria parece la típica serie de adolescentes problemáticos. Pero con solo mirar los primeros 10 minutos del episodio piloto ya te captura no sólo la estética visual, ambientación y música, sino unas actuaciones brillantes encabezadas por la ex chica Disney, Zendaya, y un grupo de actores jóvenes que hacen de este, unos de los shows que todo el mundo debe ver este año. 

El creador y director de Euphoria, Sam Levinson, se basó en ciertos aspectos de su vida para crear un mundo tan retorcido como tierno en el que estos personajes se mueven de forma no muy agraciada entre lo peor y lo mejor; las drogas, la exploración sexual, la búsqueda desesperada de afirmación, el encuentro a veces incómodo con la verdadera identidad y mucho más. 

Tuvimos la oportunidad de conversar con dos de sus protagonistas, las encantadoras Barbie Ferreira y Hunter Schafer, quienes nos contaron sobre la exploración de sus personajes, “Kat” y “Jules” y como cada una desde su lugar, esta derribando muros y cambiando estereotipos sobre temas como el sobrepeso y la diversidad sexual.  

Euphoria no sólo es sobre las locuras de la adolescencia, también sobre el amor, la familia, e incluso el sistema de salud de Estados Unidos y como niños son medicados a temprana edad y eventualmente se convierten en adictos, pero también es esperanzadora, romántica y reveladora. Un definitivo antes y después para la televisión y otro logro para HBO que nunca ha estado alejado de mostrar los temas “más incómodos”. 

Entre los créditos de esta serie que la publicación especializada Hollywood Reporter llama “Seductora y adictiva”, se encuentra el rapero canadiense Drake como productor ejecutivo.

En vista del éxito de este proyecto ya fue renovado para una segunda temporada a tan sólo cuatro episodios de su estreno.

Euphoria la pueden ver todos los domingos a las 10pm por HBO y a través de la plataforma de HBO GO.