Antes que la serie bandera de HBO, Game of Thrones, llegase a su fin, su estrella Kit Harrington [El controversial Jon Snow], habría ingresado voluntariamente en un centro de rehabilitación para resolver “asuntos personales”.

“Kit decidió utilizar este descanso en su horario como una oportunidad para trabajar y resolver varios asuntos personales en un centro de rehabilitación.” asegura el comunicado oficial de su representante.

Diferentes medios aseguran que Harrington ingresó a dicho centro para lidiar con depresión y exceso de alcohol hace poco más de un mes. Recordemos que el actor de 32 años no sólo ha sido vocal en diferentes ocasiones sobre el stress que le producía grabar la serie, sino en lo mucho que la defendía y apostaba por cada uno de sus compañeros.

La vida después de Game of Thrones…