Hoy la actriz Emilia Clarke tiene al mundo en sus manos.

La estrella de la serie – recién finalizada – de HBO, Game of Thrones, por 8 temporadas en donde interpretó a la justa e implacable Daenerys Targaryen, “mamá de dragones 🐉” descubrió que ahora sí tiene la libertad de decirle “no” a ciertos proyectos.

Ver aquí: Todo sobre el final de Game of Thrones

Durante un encuentro con el medio especializado The Hollywood Reporter, Clarke se confesó sobre el no querer hacer proyectos de secuelas, y sobre su rechazo a participar en la saga de Fifty Shades of Grey.

“La directora [Sam Taylor-Johnson] es una estrella. La amo, y pienso que su visión fue hermosa,” dijo Clarke sobre la serie erótica. “Pero la última vez que estuve desnuda en cámara fue en Game of Thrones hace mucho tiempo, y todavía es lo único que me preguntan… sólo por ser mujer. Eso me enferma y me parece poco educado. Lo hice por el personaje, no para que algún tipo venga a chequearme las te#as, ¡Por dios!”.

“Así que, basándome en eso, me negué a participar en Fifty Shades. Mis desnudos fueron muy pocos y es, al parecer, con lo único con lo que se quedó la prensa. Por eso es que no podía decir que sí a un proyecto que está basado en el sexo, la sensualidad y todo eso, después no podría decir a más nadie que no me pregunte sobre eso.” 

Lo bueno es que después del éxito en la serie, estamos seguros que le lloverán proyectos a la actriz británica de 32 años, así que, de acuerdo con ella, fue una muy sabia decisión.

Te veremos pronto, Daenerys.