Actualidad

Robin Thicke y Pharrell Williams pierden demanda por derechos de autor de ‘Blurred Lines’

Hey hey hey, esto no lo vimos venir

Luego de llevar a cabo un largo juicio, tras la demanda por derechos de autor establecida por la familia del destacado cantante de la década de los 70, Marvin Gaye, por el tema ‘Got to Give It Up’, contra la exitosa canción ‘Blurred Lines’ interpretada por Robin Thicke y Pharrell Williams, este jueves se dictaminó la sentencia en la que el juez falló a favor de la familia Gaye.

La batalla legal inició en el 2013, cuando la familia del fallecido cantante de soul, intérprete de temas reconocidos como ‘Ain’t No Mountain High Enough’ o ‘I Heard It Through the Grapevine’, alegó que el tema de Pharrell y Thicke era una copia de la canción compuesta por Gaye en 1977. Tomó 5 años obtener un veredicto final en este difícil caso debido, precisamente, a las “líneas borrosas” que separan el derecho de autor (plagio) de una influencia musical o un tema compuesto bajo el mismo género que el anterior.

Al comienzo del litigio, Thicke presentó una demanda por protección preventiva de derechos de autor, pero la familia ganó el caso en el año 2015. Posteriormente, Thicke y Williams presentaron una apelación, pero el pasado mes de marzo, un juez confirmó el veredicto inicial y el juez Kronstadt confirmó el acuerdo esta semana. El fallo ordena pagar un aproximado de 5 millones de dólares a la familia Gaye, dividido entre los dos cantantes (Thicke y Williams) y la casa productora del tema que pertenece a Pharrell. La sentencia también ordena el pago del 50% de todas las ganancias o “royalties” que sean obtenidos por esta canción a partir de ahora.

Este caso, sin duda, marca un precedente significativo para la industria de la música y ha divido las opiniones de las personas, división que se evidenció, inclusive, en la corte de apelaciones cuando una de las tres juezas de circuito, Jacqueline Nguyen, disintió del fallo y aseguró que los temas “diferían en melodía, armonía y ritmo”, y señaló enfáticamente que la decisión “asesta un golpe devastador a los futuros músicos y compositores de todas partes”.

Por su parte, los hijos del cantante fallecido, Nona y Frankie Gaye, aseguraron en marzo que esta era una “victoria para los derechos de todos los músicos”.

¿Habrá consecuencias legales dentro de la industria musical luego de este veredicto?

Ir arriba