Actualidad

El Renacer de Gustavo Galindo (+ENTREVISTA)

Gustavo Galindo es un hombre de contrastes.

El cantautor, de madre americana y padre mexicano se ha paseado entre sus influencias de música pop, rock y country para crear música en español para valientes. Diferente a todo lo que suena hoy en la radio, pero con un mensaje necesario en el que todos podemos encontrar un espacio. Su nuevo álbum, Renacer, viene cargado precisamente de eso, de nuevos comienzos, de ritmos acústicos en donde se disfruta cada instrumento. Un verdadero privilegio para quienes somos amantes de la música hoy en día.

En Renacer, Gustavo viene con un nuevo sueño, colaboraciones fantásticas y mucha inspiración. Esto nos contó:

Renacer. Háblanos del nombre del álbum y como nació este proyecto:

En el 2012, luego de sacar mi primer álbum me mudé a ciudad de México y es allí en donde empieza la historia de este disco. En ese momento estuve lleno de transiciones, cambios y piedras por cruzar. Ese cambio entre los 20 y los 30 – desde el 2012 hasta ahora – estuvieron llenos de momentos muy contrastantes. Uno fue el nacimiento de mi hija, y otro la muerte de mi mamá. Entre esos dos viajes de vida y de muerte fue donde finalmente encontré la voz para Renacer.

Aquí fue donde me tocó ser alquimista y llevar todos esos triunfos y esos dolores a la música. Los artistas a veces somos alquimistas, vivimos de transformaciones. De transformar el dolor en arte.

Además en este disco, Renacer, tuve la oportunidad de hacer el álbum que yo quería hacer, trabajar con la gente con la que quería trabajar y colaborar con quienes quería. Eso me abrió las ventanas artísticas para crear algo original y completamente diferente a lo que está sonando hoy en la música, en donde escuchamos el género urbano, reggaetón, y yo estoy súper alternativo lanzando un álbum de guitarra y voz. En Renacer fue muy lindo encontrar mi propia voz, mi fusión entre el mariachi, el pop, el rock, es una fusión original que representa mis dos culturas.

Tienes colaboraciones fantásticas en el álbum. Cuéntanos sobre eso:

Fue muy lindo, pues quise colaborar con amigos que admiro desde siempre con voces originales, y así se dio. Tuve la oportunidad de colaborar con Pedro Capó en una canción que se llama Grita al Cielo y trata de los cambios sociales y políticos que queremos para Latinoamérica. Pedro y yo trabajamos hace un tiempo y compusimos una canción llamada Detrás de la Cortina, sobre la violencia doméstica, fue ahí donde me di cuenta que a Pedro le gustaba llevar un mensaje más allá de la típica canción de amor.

 Así fue que buscando una voz que me acompañara en Grita al Cielo pensé en Pedro, ambos somos padres y la canción trata sobre lo que queremos dejar a nuestros hijos; un mundo mejor, un mundo más justo. Entonces mezclamos la voz de tabaco y ron que tiene Pedro junto a la mía, que es mezcal y humo e hicimos una fusión increíble.

La otra colaboración es el próximo sencillo, que se llama Isla de Sal, que canté con Debi Nova, de Costa Rica. Hicimos una versión acústica hace unos años y decidí incluirla en este álbum. La semana pasada grabamos el video en Los Ángeles y debe salir en un par de semanas más, ¡No puedo esperar que lo vean!

¿Qué sientes que te falta por decir con tu música?

¡Mucho! A medida que vamos creciendo vamos acumulando experiencias y de eso siempre puede nacer música. Mi carrera está en un punto medio, la meta es abrir más territorios, queremos llevar mi música a Latinoamérica, Centroamérica, y también a Europa, España y abrir muchas más puertas aquí.

Eso de acumular experiencias es muy interesante porque a medida que crecemos y maduramos todo se hace muy simple y complicado a la vez. Con la madurez entendemos que no vamos a estar aquí toda la vida, tenemos fecha de caducidad y eventualmente todos vamos al mismo lugar, ¿no? Así que ya quizás no sea tanto como quiero vivir, porque ya estoy viviendo, sino también como quiero morir, qué es lo que quiero dejar a mi paso. Y de resto, la vida me irá diciendo qué cantar y como.  

Si tuvieras que definir este trabajo, en una palabra. ¿Cuál sería?

Sería Esperanza. Aunque pasé por cosas muy difíciles durante este disco, como perder a mi mamá, también a un muy amigo mío en México a manos de la violencia [El actor Renato López] el nacimiento de mi hija y también mi separación, se me cayó el mundo pero sobreviví. Entonces en vez de llevar eso a un lugar más oscuro y desilusionarme de la vida y de la música, pasó lo opuesto. Vi como la música y el arte es realmente una terapia, y eso me abrió muchísimo la esperanza de que esto es algo con lo que muchos se pueden identificar. Esa idea de renacer, convertirse, de evolucionar.

 Para más información sobre Gustavo Galindo, no olviden acompañarlo en sus perfiles de Instagram ó Twitter. 

Ir arriba
script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});