Actualidad

La esposa de Robin Williams revela la verdad del actor en estremecedora carta

Ha pasado un poco más de dos años desde que el  reconocido actor Robin Williams falleció luego de luchar por mucho tiempo con una compleja enfermedad que hasta hoy se mantuvo en secreto. Ahora, es la viuda del actor, Susan Shneider Williams, quien cuenta en el infierno en que tuvo que pasar la estrella de Hollywood momentos antes de su muerte.

En una emotiva carta publicada en Neurology.org, la viuda del actor cuenta cómo su esposo comenzó a ser atacado por la demencia de los cuerpos de Lewy (LBD por sus siglas en inglés), enfermedad que tiene síntomas muy parecidos a los del Alzheimer y Parkinson.

“El terrorista dentro del cerebro de mi esposo” se titula la carta, relatando que en abril de 2014, mientras grababa la película Noche en el Museo 3, Robin sufrió un ataque de pánico y ansiedad severa, por lo que rápidamente el doctor le recomendó medicamentos antipsicóticos para manejarla, sin embargo tenía una gran sensibilidad a los medicamentos y sus reacciones eran impredecibles. Durante esta grabación, que su esposa recuerda hoy como una pesadilla de acuerdo a la carta,  Williams no podía siquiera recordar una línea de sus escenas. “la pérdida de memoria y su inhabilidad de controlar su ansiedad lo estaban devastando”, cuenta en la carta.

El 28 de mayo de 2014, Robin Williams fue diagnosticado con Parkinson, fueron al neurólogo para saber exactamente qué significaba y para que Williams hiciera  algunas preguntas. “El preguntó ‘¿tengo Alzheimer?, ¿demencia?, ¿soy esquizofrénico?  Las respuestas era lo mejor que podíamos haber escuchado: No, no y no”.

Debido al Parkinson no podía encontrar siquiera las palabras para poder expresarse y debido al insomnio pasaba noches congelado incapaz de moverse y frustrado cuando se recuperaba. “Estaba empezando a tener problemas con las habilidades visuales y espaciales en juzgar la distancia y profundidad. Su pérdida de razonamiento básico sólo agregó a su creciente confusión”, relata Susan.

“Sentí que se estaba ahogando en sus síntomas, y yo me estaba ahogando con él”, confiesa en la desgarradora carta.

Finalmente una noche cuando se iban a dormir Williams le dijo “Buenas noches, mi amor”. “Después de que Robin se fue, el tiempo no volvió a funcionar igual para mí”. Asegura la carta.

“Nunca sabré la verdadera profundidad de su sufrimiento o lo duro que estaba luchando. Pero desde mi posición, vi al hombre más valiente del mundo interpretando el rol más difícil de su vida”, expresó.

Finalmente se conocen los demonios detrás del gran Robin Williams. Descansa en paz, maestro.

 

Haz click para comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});