Actualidad

‘Nuestra música es el Soundtrack de nuestra vida’ Luz Verde y Popticular: La Entrevista

Tras casi 20 años de carrera musical, Luz Verde, grupo musical formado por Carlos Mendoza (guitarra y voz), Willbert Álvarez (guitarra y voz) y Eduardo Benatar (batería) con la colaboración de Ezequiel Serrano en el bajo, mantienen ese sonido crudo y honesto que les ha hecho ganarse un lugar en la escena rock en los últimos 10 años.

Nada es Imposible es el sexto álbum y cuarto en tierras Ibéricas de Luz Verde. Los venezolanos se dieron a conocer en el año 2000 con su primer disco Cinema Cero, le siguió Rocanrol publicado en 2004 coincidiendo con el traslado a España de la banda mientras se daban a conocer en presentaciones en vivo en las que dejaban huella indeleble de su talento y fuerza en cada presentación.

En 2008 salió a la luz Manual de Buenas Costumbres, elegido como un de los 10 discos más influyentes del rock venezolano y al que sucedieron dos trabajos más: En Llamas (2010) y El Final del Mundo Vol. I (2012).

Su ultimo material, El Final del Mundo Vol II: Nada es Imposible está nominado a los Latin GRAMMYs como mejor Álbum Rock, al lado de figuras de la talla de Molotov y Bunbury, Nada es imposible refleja, tal como su nombre lo dice, los desafíos y cambios experimentados por Luz Verde en los últimos tiempos, de los cuales salieron airosos y fortalecidos como banda, sin despojarles su singularidad y carisma que proyecta un sonido único.

Los muchachos de Luz Verde, en miras de su nominación a los Latin GRAMMYs se sentaron con nosotros a conversar de su trayectoria, sus proyectos, su proceso creativo y como, después de tanto tiempo, están más fuertes que nunca, Luz Verde hace eco de sus trabajos, para ellos, nada es imposible, aquí una conversación llena de buena vibra, Luz Verde y Popticular, la entrevista:

¿Cómo empezó Luz Verde y desde cuando están tocando?

Eduardo: La banda empezó aproximadamente en el año 1995 cuando yo entré a formar lo que es Luz Verde con Willbert y Carlos que ya tocaban juntos desde antes. Luz Verde nació oficialmente en mayo del 95 en Caracas, Venezuela.

Las transiciones siempre son duras. ¿Cuéntennos como fue ese paso de cuarteto al trío que son ahora?

Eduardo: 18 años después de fundados, 5 discos después, dos países, nos mudamos toda la banda a Barcelona, España, que es donde estamos ahora, estuvimos tocando, grabando, haciendo un montón de cosas. En el 2012 empezó el proceso de alejamiento del bajista, más que todo por prioridades personales que le impedían dedicarse a la banda. Pedro (el bajista) No quería frenarnos y pues a partir del 2013 se oficializó su salida de Luz Verde y desde ese entonces somos un trío, tenemos bajistas que nos acompañan en tarima cuando tocamos en vivo pero en sí somos nosotros tres.

¿Cómo nació el nombre Luz Verde? ¿Cuál es la historia detrás del nombre?

Eduardo: Nadie se acuerda realmente como salió ese nombre (risas). Sabemos que un día estábamos ensayando en casa de Carlos que tiene una ventana con una vista hermosa al cerro El Ávila y emanaba una luz verde única en ese entonces. Sólo recuerdo que después de esa larga sesión de ensayos ya al día siguiente la banda tenía nombre y era Luz Verde, no podía ser otro.

¿En que se inspiran para escribir sus temas?

Willbert: Nos inspiramos muchísimo en nuestras vivencias personales, nuestras canciones son el soundtrack de lo que vivimos día a día y a lo largo de nuestro trayecto, por ejemplo, cuando nos mudamos hay canciones que narran precisamente eso, ese sentimiento de nostalgia, las emociones de estar en un lugar nuevo, en una ciudad muy cultural. Cualquier cosa de la vida es una pista para escribir canciones.

Carlos: Yo al igual que “Will” escribo del amor, del odio, de la nostalgia, todos esos elementos que construyen sentimientos y te dan la musa.

En entrevistas anteriores dijeron que en este último álbum la canción que más se asemeja a ustedes es “Canción Pequeña” ¿Por qué?

Willbert: Porque tiene un estilo musical muy característico. En todos los discos de nosotros tienes estos elementos de balada-rock que son clásicos y nos definen, “Canción Pequeña” tiene exactamente esa esencia de Luz Verde que nos ha definido desde que empezamos.

¿En qué sentido ven el álbum “El Final Del Mundo Vol. II” como un despegue de lo que han hecho anteriormente y como ven ese aporte reflejado en la banda?

Willbert: Ha sido todo un proceso que nos llevó hasta aquí, poco a poco hemos ido encontrando nuestra identidad como grupo, nuestro propio sonido, hemos simplificado mucho, nuestra técnica de grabación es casi en vivo y directo donde buscamos un sentimiento que cuando grabábamos con pista no teníamos, hemos aprendido ese estilo particular y así fue como logramos un trabajo que considero pudiera ser de nuestros más maduros, musicalmente hablando.

Eduardo: También es importante decir que el proceso siempre ha sido totalmente orgánico, nosotros nunca nos hemos sentado a analizar cosas por cambiar, ni hemos decidido cambiar de estilo, lo que hemos creado hasta hoy es lo que queremos crear de corazón. La evolución cuando miramos hacia atrás y escuchamos todos los discos se nota que ha sido natural, hemos ido a donde la música nos ha llevado.

Vemos ese nombre ‘Nada es Imposible’ con un significado muy especial e incluso premonitorio, por el éxito y la acogida que ha tenido hasta llegar a los Latin GRAMMYs.

Willbert: Hace poco lo estaba pensando, ¡Totalmente de acuerdo! Nada es imposible tal como tu dices nos ha llevado a tener este reconocimiento tan importante, el anterior creíamos que era literalmente el final del mundo cuando se salió el bajista y ocurrió ese tambaleo fuerte a la banda, otro álbum se llamó “En Llamas” y fue un momento muy bueno donde estuvimos en radio, en muchos lugares, y por ahí tenemos una canción que se llama ‘Vegas’ Ninguno hemos ido e iremos por primera vez ahora a los Latin GRAMMYs, tremendo honor.

Carlos: Además esperamos que el mensaje de ‘Nada es Imposible’ cale y cruce fronteras no sólo en Venezuela, que tanto lo necesita, en el mundo entero hay muchas cosas por cambiar. Nada es imposible es un resucitar a algo mejor.

luzverde

Ustedes están considerados independientes. ¿Cómo sobrevive una banda independiente en Barcelona, España?

Carlos: ¡Con ganas! (Risas)

Willbert: ¡Tocando donde puedas, cuando puedas!

Eduardo: Ahí también aplica el título del disco, ‘Nada es Imposible’

Willbert: El tema de estar independientes nos ha garantizado esa libertad creativa, de poder hacer, ir, recorrer sonidos, así nos queremos mantener hasta que aparezca alguna propuesta interesante.

Ya que estamos hablando de Barcelona, España, un lugar tan inspirador, ¿Creen que ha aportado para la evolución creativa de Luz Verde?

Carlos: ¡Definitivamente! Todo artista se nutre de su entorno.

Willbert: No sólo de Barcelona, el estar en gira constante nos ha llevado por toda España y ahí hemos ido absorbiendo culturas, y toda esa mezcla de entornos, de culturas, definitivamente te hace crecer como persona y evidentemente como artista.

Del primer disco de Luz Verde al de hoy, ¿Cuál es la diferencia?

Willbert: ¡Al primer disco le reventaríamos la cara! (Risas)

¿Comprarían su primer disco?

Eduardo: ¡Yo si! Estoy seguro que ellos no (Risas)

El proceso del primer disco duró como 9 meses, fue nuestro primer trabajo y tenía 10 voces diferentes, varias pistas de guitarra, un trabajo muy duro y extenso, hoy en día nuestro sonido se parece más a cómo suena la música en nuestras cabezas, sin tanto adorno, más real.

Willbert: ¡Ojo! Cuando digo le reventaríamos la cara, no quiero decir como que el disco es malo, sino que verdaderamente la banda ha crecido un montón en comparación a lo que éramos en ese momento.

Carlos: Lo que veo también es que somos unos tipos mas concretos a la hora de sentarnos a hacer una canción.

Eduardo: ¡Sólo para hacer una canción! Para lo demás seguimos igual de complicados (Risas).

Retomando el tema de los Latin GRAMMYs, ¿Cómo fue el momento cuando recibieron esa nominación a mejor álbum rock, sobretodo estando en compañía de gente tan reconocida como Bunbury, y Molotov?

Eduardo: Piensa la diferencia horaria, eran aproximadamente la 1:30pm y teníamos ensayo de 2:00pm a 4:00pm y recibí un tweet de un periodista Venezolano felicitándonos por la nominación. Eso estaba tan lejos de mi cabeza que yo ni sabía el día en que se iban a dar las nominaciones, me agarró de sorpresa, me regresé a casa a ver si era verdad. Carlos y Will se enteraron al llegar al ensayo, recibimos la noticia creando música, ¡que es lo que más nos gusta!

¿Cual de las bandas con las que están nominados quisieran conocer?

Eduardo: ¡Depende! Me gustaría artísticamente conocer a Bunbury pero irme de fiesta con Molotov (Risas).

Nos gustaría conocerlos, compartir cosas y crear esas alianzas, nutrirnos de cada uno. ¡No podemos esperar! Esta experiencia será un viaje desde todo punto de vista.

De los 6 álbumes, ¿tienen una canción favorita?

Eduardo: …Pregunta difícil…

Digámoslo así, si mañana dejaran de tocar, ¿Con qué canción cerrarían su último concierto?

Eduardo: Se llama Nunca y Siempre’.

¿Algún plan de cruzar el charco? ¿Cuándo viene Luz Verde?

Eduardo: Esperamos que con esta nominación a los Latin GRAMMYs, concretar algo bueno para el próximo año, así que ¡allá estaremos!

Y no tenemos duda que así será. El camino de Luz Verde apenas empieza, para conocer más de esta banda, visítalos en www.luz-verde.com y acompáñalos en su camino a través de su cuenta de Twitter: @luzverdebcn, por Facebook y por Instagram .

Ir arriba