No alcanza los 30 años y ya su espíritu de emprendedora la ha llevado muy lejos. Ella es Sascha Barboza, venezolana que logró convertir lo que ella misma llama su «vocación» en un estilo de vida que ha captado la atención de toda hispanoamérica y revolucionado las redes sociales. Sus seguidores la conocen como @Saschafitness en Twitter e Instagram, donde día tras día cientos de miles de personas están alertas al mínimo movimiento de esta rubia Zuliana que cuenta sus consejos de ejercicios y alimentación y ha llevado a quienes la acompañan de la mano en su aventura de recuperar su forma física luego de su embarazo, durante sus competencias de resistencia física y a través de los altos y bajos de una mujer auténtica, entusiasta de la buena salud y amante de la comida.

Conversamos con Sascha con motivo del lanzamiento de su último libro «Las Recetas de Sascha Fitness» donde adentra a sus lectores en cada plato, da consejos de alimentación e instruye un poco sobre las propiedades de cada alimento, pues, no es egoísta y lo que sabe desde que nació, y fue aprendiendo con estudios de entrenamiento personal y nutrición deportiva, nació para compartirlo.

Aquí tenemos una entrevista auténtica, honesta y sin poses, que muestra la realidad de una joven madre que puso su vocación de ayuda a la orden de todos quienes tengan un teléfono inteligente. Esta es Sascha Barboza, la mujer, la negociante, la amiga.

¿Cómo nació en ti esta onda fitness? Desde que edad empezaste?

No hay un punto de partida en el que te pueda decir “fue allí donde me empecé a cuidar”. Para mí fue algo muy natural que yo veía en mi mamá. Recuerdo siempre nos enviaba al colegio sandwiches con pan integral, compraba el cereal Special K para los desayunos, comíamos muchas frutas de merienda, en mi casa no se veía el refresco ni las harinas, y había mucha conciencia de los beneficios del ejercicio y la actividad física, entonces para mí eso era algo muy natural. Muchas adolescentes sueñan aquí en Estados Unidos con tener 16 años para tener la licencia de conducir, en Venezuela yo soñaba con tener 16 para poder inscribirme en el gimnasio con mi mamá y así fue.

SashaCompetencia

Pero fue ya a los 18 años cuando me di cuenta que esto iba más allá para mi, me dediqué a observar mucho el comportamiento de la gente, el comportamiento de mi familia, el como éramos una familia saludable, muy activa, siempre con buena actitud y buen humor y creo que eso influye muchísimo. En el colegio yo ayudaba a mis amigas, cuando llevaban comida chatarra yo se las cambiaba, les decía como comer, siempre fui esa amiga a las que todas recurren para un tip, de cómo comer, de qué ejercicios hacer, aun cuando no me había sacado mi certificado ni mi título, siempre me gustó leer mucho y fui aprendiendo sola, entendiendo sobre este mundo tan complejo. Ya a los 20 me profesionalicé y monté mi oficina de entrenamiento personal. Y allí vi en las redes sociales una oportunidad de conseguir inmediatez con mi audiencia y retroalimentación con la gente que te sigue, tener respuesta al momento, entender las necesidades de la gente, eso me ayudó a drenar un poco porque yo hablo mucho (risas) y no soy egoísta con lo que sé, más bien me encanta compartirlo y las redes sociales me dieron la oportunidad de eso, tener seguidores que quieren escuchar lo que tengo que decir. Entonces así es que nace toda esta vocación, dando tips a la gente que no se conseguían en una revista, en un libro o en una página web. Yo daba tips que otros cobran por darte y ese fue mi diferenciador. Yo siempre di todo de mi en las redes; dietas, recetas, fotos con los cambios y la gente fue sintiéndose motivada a seguir mi rutina. Así comencé a surgir.

Todo despegó cuando salió Instagram, que coincidió con el nacimiento de mi hija Avril, allí me dije a mi misma, “aquí tengo la oportunidad de recuperar mi figura de una manera pública”, lo que me iba a ayudar a comprometerme aún más, las mujeres cuando damos a luz es una situación muy particular, estamos cansadas, trasnochadas, con las hormonas alteradas, el metabolismo muy lento, mucha flacidez, bajones emocionales, entonces ayudó mucho sentir que contaba con mis seguidores quienes estaban observando mi camino a recuperar mi estado físico y por ende mi salud integral. Me apoyé mucho en ellos para conseguirlo y al mismo tiempo ellos veían de una manera palpable como recuperar la figura de una forma saludable; sin cirugías, sin pastillas locas y sin dietas rápidas. Yo no soy una modelo, ni una estrella de televisión, soy una mujer real que es esposa, madre, amiga, que trabaja, con los mismos recursos de quienes me siguen, y les estoy mostrando a ellos, de una forma muy visual, como recuperar la figura, mostré mi progreso, antes y después, mis rutinas y creo que eso hizo click en mucha gente. Yo humanicé mucho mis redes sociales, no quería una cuenta de salud. Quería un perfil de una mujer real, que le habla a la gente, y lo hace en su mismo idioma. Utilizar un lenguaje de tu a tu, eso fue lo que me ayudo a ser lo que soy hoy en las redes sociales.

Es decir que les estas brindando a tus seguidores, más que una instructora, pudiésemos decir, una amiga?

 Totalmente, me encanta recibir el cariño de la gente. Yo no tengo caretas, soy una persona auténtica, que me encanta hacer amigos y me encanta ayudar y eso lo llevé a mi trabajo. Esto es una vocación para mi que pudiera hacerlo gratis toda la vida. Me encanta compartir con la gente y ver lo que me comentan, cuando leo “Sascha yo bajé 10 klg” eso evidentemente me mueve, saber que le cambias la vida a alguien con tus conocimientos no tiene precio. Cuando hice mis diarios mientras me entrenaba para competencias, me mostré muy vulnerable a mis seguidores, habían veces que estaba de mal humor, quería comerme al mundo, ahogarme en un balde de chocolates, tenía un hueco de celulitis, todo eso lo compartí para que la gente entienda que esto es una montaña rusa y como todo tiene sus altos y sus bajos, para llevar una vida saludable hay que entender que no siempre somos como queremos ser, los seres humanos somos perfectamente imperfectos y es imposible estar en tu mejor momento las 24 horas del día. Al momento que esto se entiende, se hace de una manera natural y feliz, deja de ser obligación para convertirse en un estilo de vida.

Cual fue el momento en el que decidiste ir más allá y escribir un libro?

Mi meta es compartir lo que sé con la mayor cantidad de gente posible, los índices de obesidad y sobrepeso son muy elevados, y, sobretodo la mujer, sufre mucho, el autoestima de nosotras es algo muy frágil, que se ve muy influenciado por los medios de comunicación y por todo lo que nos rodea, entonces me dije “voy a plasmar todo lo que sé, mis secretos, mis recetas, mis datos, en un libro” y así cruzar esa frontera a donde quizás las redes no llegan. Además, la gente me lo pedía, mis seguidores no querían bajar miles de fotos para encontrar aquella receta que les gustó hace semanas, ví el momento en el que la demanda era suficiente y decidí lanzar “Las Recetas de Sascha Fitness” para todos mis seguidores.

Portada Sascha Fitness CUB

Estuvimos leyendo tu libro y nos gusta la simplicidad de las recetas. ¿Tu sigues estas recetas a la hora de cocinar?

¡Totalmente! ¡A mi me encanta cocinar! Mis padres tenían un restaurant y yo les hacía los postres, -nada light- pero los hacía, estudié un año artes culinarias y siempre me ha gustado. Luego que me casé me di cuenta que la realidad es otra, yo pensaba “voy a sorprender a mi esposo y le haré cenas riquísimas” pero estas trabajando, atendiendo un bebé y haciendo mil cosas a la vez, entonces hay muchos factores que he tomado en cuenta, decidí simplificarme y crear recetas sencillas, rápidas, ricas y saludables, y además cosas fáciles de conseguir, porque en mi país Venezuela no se puede conseguir todo en el mercado. De allí parte la sencillez de mis recetas, de que cualquier persona en mi país las pueda preparar.

¿Cuál es tu comida favorita?

(Risas) ¡Tengo un mes en gira de medios y nunca me han hecho esa pregunta! Está difícil porque me encanta comer, no tengo una sola, a ver, si te hablo de una comida saludable, me encanta la comida a la parrilla, una buena carne, un buen salmón con ensalada me fascina. Y si me hablas de “Cheat Meal” (comida de trampa) a mi me matas con una hamburguesa con todo. ¡Ahí soy feliz! (risas). Y hablando de dulces, pues el chocolate en cualquiera de sus presentaciones y formas, es mi debilidad, me lo puedo comer solo, inyectado, ¡Como quieras! (risas).

¿Cuál es el “cheat meal” (cómida para hacer trampa), que a ti misma te da pena admitir que lo has hecho?

 ¡La gente no se imagina todo lo que puedo llegar a comer cuando tengo hambre! Una vez fuimos a un restaurant de carnes en Venezuela, y pedimos unas empanaditas de carne molida – me comí tres – luego de eso probé dos pedazos de quesadilla que había ordenado mi esposo, luego de eso una hamburguesa y de postre ¡un brownie con helado! ¡Eso me da un poco de vergüenza admitirlo porque fue verdaderamente demasiado!

¿Cómo dividirías el porcentaje entre dietas y ejercicios para llevar una vida saludable?

El 70% de todo es la alimentación. El otro 30% es el ejercicio. La gente tiene a sobreestimar lo que logran en un gimnasio. Más quemas con todas las actividades que haces en tu rutina diaria, por eso es importante esos detalles como estacionarse lejos, usar las escaleras, hablar por teléfono parado, todas esas cosas que aceleran el metabolismo y dedicarle al día una hora, una hora y media al gimnasio o al ejercicio físico intenso y ahí comienzas a ver más resultados, pero sin duda la dieta pule todo. Es como el mito de los abdominales, hacer abdominales ayuda mucho, pero lo que hará que el vientre sea plano es la dieta en conjunto con el entrenamiento de ese músculo y ejercicios cardiovasculares para ir quemando la grasa, no hacer mil millones de abdominales todos los días. Lo que hay es que tomar conciencia de que eres lo que comes y las células se regeneran a través de la alimentación. La comida es nuestra materia prima y puede ser tu peor veneno o tu mejor medicina.

SASHA FITNESS

Luego de tu auge, han surgido muchos otros en las redes sociales iguales a ti. ¿Te llamarías pionera en la tutoría fitness a través de las redes sociales?

Yo no creo que descubrí el agua tibia, soy una eterna estudiante del fitness y así me gusta denominarme porque nunca voy a saber suficiente. Quizás si marqué una pauta en cuanto al estilo de enseñarle a la gente, pero no soy la primera ni seré la última en hacerlo. Sería arrogante de mi parte afirmarlo, también.

Tu éxito en las redes sociales ha sido sin precedentes, ¿Qué papel crees que han jugado en tu desarrollo profesional?

El principal papel. Las redes sociales me dieron la plataforma para mostrar lo que hago, conocer el mundo y llegarle a la mayor cantidad de personas. Sin las redes sociales yo estaría en la misma oficina atendiendo quizás 15 personas a la semana, y ahora le llego a medio millón de personas con solo hacer click. Las redes sociales siempre serán mi principal aliado aún cuando yo brinque a otros medios de comunicación. No hay dudas, el que sabe utilizar las redes sociales tiene un arma importantísima en sus manos. Mis redes las manejo yo y mi objetivo no es acumular seguidores fantasmas. Mira cuantos apóstoles tenía Cristo y cuantos seguidores tenía Hitler, me interesa llegarle a la gente, obtener respuesta sin importar cuantos sean.

Háblanos un poco de tu alianza con reebok, ¿trabajas con alguna otra empresa?

Mi alianza con Reebok empezó hace un poco más de un año y para mi es un verdadero honor que una marca como esa a nivel mundial me pusiera como embajadora en Venezuela. Es una empresa que me conoce, me respeta y trabaja en conjunto conmigo. Estoy muy contenta con ellos.

Cuéntanos de Avril (Tu hija), ¿le estás inculcando la misma alimentación saludable y disciplina física?

Definitivamente, yo empecé a inculcarle esto a mi hija desde que estaba en mi barriga. Los patrones alimenticios se empiezan a aprender desde allí. Cuando tu das pecho, también le das a tu hijo una mejor alimentación. Los niños que comen formula todos los días todo les sabe igual. La mama que amamanta le está dando a sus hijos un alimento que siempre sabe diferente, porque el sabor de la leche materna siempre cambia de acuerdo a lo que tu comas. Entonces las papilas gustativas del niño tienen mayor flexibilidad, aceptan diferentes sabores con mayor eficiencia. Los niños son lo que tu les muestres. Esas mañas de condimentarle mucho la comida a los bebés las creamos los padres, cuando le empiezas a agregar azúcar y sal a las comidas ya los estás mal acostumbrando. Yo desde que Avril nació la enseñé a apreciar el sabor dulce de una fruta, que pudiera detectar el sodio natural en los alimentos. Yo fui un militar hasta que mi hija cumplió un año para que no desarrollara alergias, que su sistema estuviese limpio completamente. Luego del año empezó el desorden con los abuelos y la cosa se volvió incontrolable (risas). Le he enseñado que comer sano y rico es lo mismo. Le encanta el pepino, el tomate, pero como buena hija de su madre, también le encanta el chocolate y no se lo prohíbo, le doy su cuadrito cuando me lo pide, pero sabe que son ocasiones especiales. Así le voy entrenando su metabolismo y fortalezco su sistema inmune en base a lo que come, va a ser una niña saludable, con un metabolismo óptimo y va a saber comer. ¡Una persona que come de todo es fabulosa! Mi hija sabe que comer saludable es la norma, pero no por eso le prohíbo darse sus gustos.

SASHA FITNESS 8

Hablándo de Venezuela, ¿Qué mensaje tienes para los Venezolanos que nos leen y te siguen?

Yo llevo a Venezuela en mi corazón a donde voy, Venezuela necesita muchísimo apoyo, están muriendo muchos muchachos que están dando esa vida que empieza por su país, están metiendo presos a estudiantes y dejando a los delincuentes en la calle, todo esta carísimo, no se consigue nada en los supermercados, la inflación al 57%, mueren 53 venezolanos todos los días a manos de la inseguridad. Mi país se convirtió en un mal chiste porque lo tiene todo, una naturaleza increíble, seres humanos capaces de muchísimas cosas, con un potencial increíble pero muy mal administrada. Lo que el país necesita es mucha solidaridad de todos, y dejar la indiferencia a un lado, porque uno piensa que nunca va a pasar hasta que te toca. Tenemos que ser más proactivos y buscar siempre la paz, sabiendo que nuestros derechos terminan donde comienzan los del otro.

PREGUNTAS DE LOS LECTORES:

¿Es cierto que no comes torta, ni el día de tu cumpleaños?

¡Qué mentira! (risas) Mi “Cheat Meal” es religioso una vez a la semana, si voy a cumplir años evidentemente voy a disfrutar mi torta, la de mi esposo o mi hija. Hay que saber como administrarte, si te das un gusto hoy, pues sabes que mañana haces una rutina más fuerte y te enfocas más en el gimnasio, es como todo, disfrutar sin mucha locura, como dije anteriormente, saber que la norma es lo saludable, sin perderte esas ocasiones especiales.

¿Es cierto que en Venezuela también hay escasez de almendras por tu culpa?

Yo diría que sí, todo el mundo bromea mucho conmigo, pero con la almendra puedes hacer mil ingredientes, harina de baja carga glicémica, mantequilla divina que ayuda a controlar la ansiedad, a bajar el colesterol y a subir el estado de animo. La leche de almendras no tiene la misma cantidad de azúcar que la leche de vaca, y además sabe riquísima. ¡Por supuesto que voy a amar la almendra! (risas).

Para más información no olviden seguir a Sascha Barboza a través de Twitter: @SaschaFitness e Instagram: saschafitness. Tambien, buscar su libro «Las Recetas de Sascha Fitness» a través de Amazon o en su librería mas cercana.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here